Nuestra Historia

El mole Doña María inicia su historia en la década de los cincuenta en San Luis Potosí, cuando la Sra. María Pons Nicoux de Degetau compartía este exquisito platillo entre sus familiares y amigos, mismo que preparaba en su casa de forma artesanal. Debido a su gran aceptación decidió comercializarlo, y para darlo a conocer seleccionó a guapas jóvenes que representaran la belleza de la mujer mexicana, las vistió de chinas poblanas y las mandó a recorrer los siete barrios de la ciudad de San Luis potosí para repartir muestras de su exótico platillo.

Los buenos resultados no se hicieron esperar ya que, gracias al sazón tan especial con que Doña María cocinaba sus moles y la forma poco común en que lo dio a conocer, fueron determinantes para lograr el éxito. La creciente demanda provocó que construyera una pequeña fábrica en una casona en el centro de la ciudad y constituyera la empresa Productos Marpe S.A., nombre que deriva de fusionar los nombres Doña María y Don Pedro, su esposo.

El constante crecimiento del negocio fue determinante para que en 1955 cambiaran las instalaciones de la empresa, modificando también su razón social a Productos Doña María, S.A. En este lugar la planta estuvo aproximadamente 25 años operando y satisfaciendo la demanda de sus consumidores.

Desde entonces, Doña María ha mantenido su receta original con ingredientes 100% mexicanos y su forma tradicional de elaborarlo, ahorrándonos tiempo en la cocina.

Dona Maria

Los productos Doña María fueron creciendo y abriendo mercado no solo en San Luis Potosí, sino también en la ciudad de México, Tampico, Monterrey y en algunas ciudades del Norte y del Pacífico de nuestro país.

Doña María, decidió vender su marca en la década de los setentas a Don Enrique Hernandez Pons (sobrino de Doña María), dueño en aquel entonces de Grupo Herdez, un hombre con gran visión empresarial que concentró sus esfuerzos en el mole y los nopales, adaptó las instalaciones de la fábrica para cumplir con las medidas sanitarias y de calidad requeridas y también con los rigurosos estándares de producción de Grupo Herdez, sin perder de vista la receta original de los Moles Doña María. Diez años después, a principios de la década de los 80, incrementa de nuevo la capacidad de producción y se traslada de nuevo las instalaciones de la planta a la zona industrial de San Luis Potosí donde actualmente se sigue produciendo.


Descubre más fotos de nuestra historia en la galeria